Club / Historia / Nacimiento de la A.D. Alcorcón

Nacimiento de la A.D. Alcorcón

La Agrupación Deportiva Alcorcón surgió del entusiasmo de un grupo de ciudadanos de Alcorcón liderados por Dionisio Muñoz que estuvo secundado por una efectiva Directiva y contó con la inconmensurable ayuda de un gran futbolista, hijo de Alcorcón, como Mariano Martín.

Con estos magníficos ingredientes: voluntad, tesón y conocimientos deportivos, el Alcorcón comenzó desde abajo, que es donde se suda la camiseta. El acta fundacional se firmó el 20 de julio de 1971 y, en su Junta Directiva, encabezada por don Dionisio Muñoz Jerez, acogía a hombres tan significativos en nuestra población como Manuel Pachón y Eladio Martín, entre otros que pusieron al servicio de este Club todo su trabajo y esfuerzo.

Primera gestión: el campo. El Excmo. Ayuntamiento, con D. Ramón Godino Pardo como Alcalde, puso a disposición del Club los terrenos y las instalaciones, primero modestas pero mejoradas año tras año. El 8 de septiembre de 1971, coincidiendo con el día de la patrona de Alcorcón, Nuestra Señora de los Remedios, se inaugura el nuevo campo de Santo Domingo frente al Juvenil del Atlético de Madrid en un partido que los rojiblancos ganan por 0-2. El primer equipo del Alcorcón que jugó en Santo Domingo lo formaron Carlos, Gil, Antonio Anuarbe, Rivero, Catalina, Oquendo, Julián, Mariano Lejárraga, Diego Reina, Julio, Peluca, Andrés Lejárraga, Quintanilla, Pita, Viberti y Pablo.


Comienza la liga en Tercera Regional y empieza mal. El 19 de septiembre de 1971 en el campo de La Herrería de San Lorenzo de El Escorial, los alcorconeros caen por 2-1 frente al U.D. San Lorenzo. Mariano es el autor del primer gol de la historia del Club. Una semana después, en Santo Domingo, el Alcorcón vuelve a perder, esta vez por 1-2 frente a la A.D. El Tiemblo C.F. Tras las dos primeras derrotas, Mariano comienza a moverse y gestiona la llegada de los Sevilla, Jorquera y otros, y empieza la racha de triunfos, el primero frente al Atlético Leones de Castilla en Guadarrama por 0-3. Los primeros jugadores cobraban mediante primas u ofreciéndoles a cambio un puesto de trabajo. Durante todo el campeonato existe un emocionante duelo con el Pozuelo que se resuelve en favor de los amarillos con el primer puesto del grupo dos de Tercera Regional con 52 puntos, seis más que el Pozuelo, que finaliza segundo.

La primera temporada se remata logrando el Campeonato de Castilla. Tras eliminar al Daimiel y al Criptanense en las fases previas, se alcanza la final que se disputa en el campo del Moscardó y en la que el equipo entrenado por Diego Manzanares vence al Villaverde ante un gran número de seguidores desplazados desde Alcorcón.

En la segunda temporada todo va más rodado. El Ayuntamiento amplía y mejora las instalaciones y el Club acomete nuevos fichajes. En un ajustado final de campaña, la A.D. Alcorcón consigue de nuevo el campeonato de liga con un punto de ventaja sobre el C.D. Toledo. Se consigue así un nuevo ascenso y, además, el segundo Campeonato de Castilla consecutivo. El número de socios y de peñas aumenta como la espuma. El proyecto sigue adelante. Junto al buque insignia Mariano Martín Lejárraga, jugadores como José Díaz Pablo o Luis Alberto Aparicio, que permanecerán en el Club varias décadas, comienzan a dar una seña de identidad al Club. Una familia unida en la que la persona estaba por encima del futbolista y en la que jugadores veteranos compartían vestuario con jóvenes que buscaban triunfar en el fútbol.