Club / Historia / Primera crisis económica

Primera crisis económica y cambio en la presidencia

El Alcorcón pasaba por su peor crisis institucional de la historia. Manzanares aseguró a su llegada que la deuda sobrepasaba los veinte millones de pesetas. Su primera actuación fue convocar una Asamblea general de socios para la explicar la situación y dar a conocer las nuevas y drásticas medidas que iba a tomar.

En lo deportivo, la idea del nuevo presidente era no gastar dinero en fichajes, lo que endeudaría más el Club, y crear unos cimientos para potenciar la escuela de fútbol. Pero todo pasaba por evitar el descenso a Preferente, algo que hundiría más a la Agrupación. A falta de quince jornadas para el final, con el Alcorcón penúltimo y en pleno proceso de cambio en la presidencia, José Díaz Pablo relevó a Jesús Güemes al frente del banquillo alfarero. La inestabilidad institucional unida a la inexperiencia de los amarillos estaba jugando malas pasadas al equipo que, no obstante, reaccionaron en la parte final y consiguieron acabar en la décima posición.


En la siguiente campaña, Díaz Pablo continuó como entrenador del primer equipo, que seguía contando con una mayoría de jugadores procedentes del juvenil. La plantilla supo abstraerse de todos los problemas institucionales del Club y de la mano de un hombre de la casa como Díaz, el buen entendimiento entre los veteranos Jiménez y Mariano, y la fuerza, entrega y coraje del resto del plantel, se consiguió una magnífica novena clasificación final, no sin sufrimiento. Una racha de nueve partidos sin ganar hizo mella en un equipo que se repuso a tiempo del fantasma del descenso. Manzanares y su directiva confiaron en Díaz Pablo en todo momento y la reacción fue meritoria. El final de temporada fue digno de elogio llegando a pensar en la clasificación para la Copa del Rey. Un plantel que jugaba un fútbol “fácil, técnico y brillante”, tal y como citaban las crónicas de por aquel entonces, destacando la condición sub-20 de muchos de sus jugadores.

Las gestiones de Diego Manzanares por superar las dificultades económicas comenzaron a dar sus frutos. El domingo 13 de noviembre de 1983, el Alcorcón se convertía en el primer Club castellano en llevar publicidad en la camiseta. Dicha publicidad consistía en un acuerdo con la cadena de tiendas “Multicentro”.

En mayo de 1984, uno de los primeros grandes capitanes en la historia de la Agrupación, Javier Jiménez, colgaba las botas. En el último partido de aquella temporada 83-84 ante el Real Ávila, Jiménez fue sustituido a pocos minutos del final con la consiguiente ovación de todo Santo Domingo y de sus propios compañeros que, en un bello gesto, hicieron pasillo al lateral derecho amarillo camino de los vestuarios. Diez años en el Alcorcón, tras pasar por Torrejón, Carabanchel y Alcalá, que comenzaron con una llamada de Dionisio Muñoz en 1974. En 1981 una lesión de ligamento y menisco en un partido ante el Manchego de Ciudad Real pudo precipitar la retirada del bravo jugador alcorconero que, sin embargo, tras recuperarse aguantó unos años más al pie del cañón.

En esta etapa salió el mejor jugador que ha dado la cantera de la A.D. Alcorcón. El alcorconero Carlos Arroyo apuntaba maneras cuando con 15 años ya entrenaba con el primer equipo amarillo. “El Príncipe de Alcorcón”, como se le conocía, llegó a las categorías inferiores del club con 12 años de la mano de su hermano Tomás, quien por entonces jugaba en los juveniles. Pasaron los años y con ellos la progresión futbolística de Carlos, quien a los 17 años debutó en el primer equipo frente al Carabanchel, en Tercera División. En 1984, y con tan sólo 18 años, Arroyo recibió una importante propuesta del Valencia donde jugó durante doce temporadas. En total fueron más de quince años al máximo nivel.


El 19 de marzo de 1985, festividad de San José y en la primera temporada tras su retiro, Javier Jiménez recibió el homenaje del Club de su vida. El ex-lateral alfarero se volvió a calzar las botas para jugar un último partido en el que estuvo acompañado, además, por Carlos Arroyo, que fue gentilmente cedido por el Valencia a petición del propio Arroyo para estar presente en la despedida de su amigo y ex-compañero. Se enfrentaron el Alcorcón y el Atlético Madrileño, con victoria rojiblanca por 1-2, en una mañana fría y desapacible que, sin embargo, no evitó que se registrase una buena entrada en Santo Domingo para homenajear a un mítico.


En la temporada 1984-1985, el Alcorcón mantuvo la misma base empezando por la continuidad de José Díaz Pablo al frente del banquillo alfarero con su segundo Luis Alberto Aparicio y salió bien. Desde el inicio los amarillos ocuparon las primeras posiciones de la clasificación e incluso se acabó 1984 como campeón de invierno. Finalmente, los alfareros lograron un gran cuarto puesto a siete puntos del Real Madrid Aficionado y del Valdepeñas, que ocuparon los dos primeros puestos, clasificándose además para la Copa del Rey después de cuatro temporadas. Se rumoreaba por aquel entonces que el presidente Diego Manzanares no quería que el equipo consiguiera el ascenso a 2ª División B puesto que económicamente podría no interesar a la entidad alfarera.

En la siguiente campaña, la plantilla de la A.D. Alcorcón sufrió cambios considerables. Jugadores importantes como Andrés, Pica o Diego salieron del Club y hubo que tirar, como otras muchas veces, del juvenil con jugadores como Ayllón o Arnal de gran arraigo alcorconero. Décima posición en liga con 37 puntos y destacada participación en Copa del Rey, donde se llegó a alcanzar la tercera eliminatoria. En la primera, los amarillos apearon al Ávila venciendo 2-0 en Alcorcón y empatando a uno en la capital abulense. Para la segunda eliminatoria el equipo de Díaz Pablo quedó exento tocándole en suerte, para la tercera, el Osasuna de Primera División. La primera vez en la historia que un Primera visitaba Alcorcón en partido oficial.

Plantilla Año 1985

Para medirse a los navarros en un Santo Domingo con ambiente festivo, un 13 de noviembre de 1985 y con arbitraje de Joaquín Ramos Marcos, un equipo formado por López, Juan Carlos, Armando, Tarantini, José Luis, Quique, Mariano, Manolín (Morales), Campos (Arnal), Guío y Sanjuan. Sólo un error en defensa que aprovecharon los pamplonicas para marcar por medio de Lumbreras hizo que los alcorconeros no pudieran ir a El Sadar con la eliminatoria igualada.

En la vuelta, el equipo de José Díaz Pablo formó con Ayllón, Juan Carlos, Tarantini, Armando, José Luis, Mariano, Guío, Morales (Arnal), Candi (Sanjuan), Manolín y Quique. En El Sadar, los amarillos cayeron por 5-0.

En la temporada 86-87, el ex-jugador de la A.D. Alcorcón, Antonio Carrasco Sevilla se hizo cargo de un equipo en el que nuevamente primaba la juventud y que sufrió para mantener la categoría finalizando en decimoséptima posición. En esa campaña, el presidente Diego Manzanares logró firmar un acuerdo con el Atlético de Madrid por el cual la entidad alfarera recibía once millones de pesetas por cinco años a cambio de que si algún jugador del Alcorcón interesaba al Atlético se fuera a cambio de una pequeña compensación económica.

En la temporada 1987-1988 se pasa de la Federación Castellana de Fútbol a la recién creada Federación Madrileña de Fútbol. Ya no se volverá a ver en Tercera División a rivales de las dos castillas como el Valdepeñas, el Manchego, el Talavera o la Segoviana, entre otros muchos que visitaron Santo Domingo. Desde esta campaña, el grupo séptimo de la Tercera División contaría únicamente con equipos de la Comunidad de Madrid tras la división de esta categoría en diecisiete grupos, uno por cada autonomía.

Temporada de cambio también en la presidencia de la A.D. Alcorcón. Valentín Sinovas Navarro fue nombrado por Diego Manzanares nuevo presidente de una entidad que vivía una época de caos económico. En lo deportivo, dos entrenadores pasan por el banquillo amarillo. Comienza Ángel Sierra que es destituido en la jornada ocho tras un mal comienzo. El técnico del Juvenil Nacional, José Luis García Alvarado, se hace con las riendas del primer equipo aunque, ante tanta inestabilidad económica e institucional, no puede evitar el descenso a Preferente después de nueve temporadas en Tercera División.

En la temporada 1988-1989, sigue el entrenador de la casa José Luis García Alvarado al frente del primer equipo hasta la cuarta jornada en la que toma el relevo Gregorio Serrano. Una alineación tipo de esta temporada de regreso a Preferente la formaban Ayllón, Julián, Cabezalí, David, Montejo, Mariano, Damián, Vicente, Tito (Rullo), Toni y Josito. La Agrupación se quedó en tercera posición empatado a puntos con el C.D. Cubas, segundo y que sí logró el ascenso a Tercera División.

En la temporada 89-90, José Díaz Pablo retornó a la A.D. Alcorcón para devolver a los amarillos a Tercera División. En una temporada muy dura, hasta la penúltima jornada, cuando el Alcorcón venció por 2-0 al Trival en Santo Domingo, no se pudo confirmar el primer puesto por delante del Ciempozuelos que le daba a la Agrupación el ascenso de forma directa a Tercera.