ALC / Club / Historia / El ascenso a Segunda División

El ascenso a Segunda División

Borja Gómez con la afición en Ontinyent

El 20 de junio de 2010 difícilmente podrá ser olvidado por todos sus protagonistas. Todas las sensaciones posibles fueron vividas por uno y otro bando. Un partido memorable que, al descanso, marchaba con 0-2 para el Ontinyent. El equipo formado por: Juanma, Nagore, Iñigo López, Borja Gómez, Bermúdez (Ernesto), Alberdi (Vara), Rubén Sanz, Sergio Mora, Fernando Béjar (Diego Cascón), Borja y David Sanz, buscó el más difícil todavía. El gol de Iñigo López en el minuto 63 levantó el ánimo de una afición acostumbrada a la épica y que comenzó a creer en los suyos. En el 75, Diego Cascón marcó el empate a dos, lo que empezó a crear nervios en el Ontinyent que lo vio ganado y ahora estaba superado. A pocos minutos del 90, Sergio Mora falló el penalti que podía haber dado el ascenso al Alcorcón. La desolación invadió Alcorcón aunque sus jugadores lucharon “hasta el último minuto del último partido”, y como si de un homenaje a este lema se tratase, un centro de Ernesto desde la derecha lo remató Iñigo López con lo que pudo y con la ayuda de un defensa, para hacer el definitivo 3-2 y llevar el delirio a una ciudad que, por fin, tenía un equipo en Segunda División.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, recibió en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol de Madrid a todo el Club reconociendo así la meritoria y gran temporada realizada por los alcorconeros.

La presidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre, recibiendo la camiseta de la A.D Alcorcón.

Tras diez temporadas en 2ª División “B”, el Alcorcón daba el salto a Segunda División. Lo difícil ahora estaba en adecuar la institución a la categoría. Por motivos de salud, Esteban Márquez tuvo que abandonar la presidencia dejando al frente de la entidad al hasta entonces vicepresidente primero, Julián Villena Benito, hombre de confianza de Esteban que había estado junto a Márquez desde el comienzo del proyecto en Preferente. Villena tuvo la complicada misión de conseguir inscribir al equipo en la LFP así como encarar un nuevo proyecto en la división de plata en una época de dificultades económicas tanto en el fútbol como a nivel general.

El 29 de agosto de 2010 se produjo el debut en Segunda División de la A.D. Alcorcón. Fue contra el Albacete Balompié, en el Estadio Carlos Belmonte en un partido que finalizó con empate a uno. La primera alineación estuvo formada por Manu Herrera; Rubén Anuarbe, Javi Hernández (Rueda), Babin, Ángel Sánchez; Rubén Sanz, Samuel, Sergio Mora, Fernando Sales (Carlos Martínez), Paco Montañés y Borja (Quini). Fernando Sales, en el minuto 29, hizo el primer gol de la historia de la A.D. Alcorcón en Segunda División.

Con el presupuesto más bajo y con una plantilla en la que una gran mayoría de sus integrantes debutaban en la categoría, el equipo de Juan Antonio Anquela logró mantener la categoría finalizando en novena posición con 58 puntos llegando a ver la posibilidad de acceder al play-off de ascenso a Primera División, que se quedó muy cerca.

Otro gran momento durante aquella temporada de estreno fue la eliminatoria de dieciseisavos de final de Copa del Rey frente al Athletic Club de Bilbao, sobre todo con la siempre emotiva visita a San Mamés. El cuadro bilbaíno tuvo que tirar de todo su arsenal para superar a un Alcorcón que plantó cara tanto en la ida como en la vuelta.

La segunda temporada de la A.D. Alcorcón en la categoría de plata fue simplemente espectacular. De menos a más, como Anquela y su equipo nos tenía acostumbrado, el Alcor completó una segunda vuelta excepcional en la que solamente perdió cuatro partidos. Sin embargo, no fue hasta la última jornada de liga con un gol de Oriol Riera en Soria cuando los amarillos confirmaron su presencia en el play-off de ascenso a Primera División como cuarto clasificado, un hito más para los alfareros.

Antes de entrar en profundidad en ese play-off, cabe destacar un nuevo paso sobresaliente por la Copa del Rey. La Agrupación logró llegar de nuevo a dieciseisavos para medirse a un Primera, esta vez el Zaragoza, al que apeó en su propio domicilio por 0-2 en un gran partido, tras el 1-1 de la ida que daba ventaja a los maños. Ya en octavos, el conjunto alcorconero doblegó en casa al Levante por 2-1 aunque en la vuelta el equipo valenciano se impuso por 4-0.

Volviendo al final de temporada, el Hércules fue el primer escollo de los amarillos. Un gol de Ángel Sánchez a los 20 segundos de comenzar la ida en el Rico Pérez sería a la postre determinante en la resolución de la eliminatoria. El 1-1 de la ida sumado al 0-0 con el que finalizó la vuelta dejó al Alcor un paso más cerca del sueño de Primera.

El Real Valladolid, un histórico del fútbol español con un presupuesto ampliamente mayor que el de los alfareros, fue el rival en la final por el ascenso a Primera División. Un gol casi sin querer con el pecho de Javi Guerra dio el triunfo a los pucelanos en un Santo Domingo a rebosar. La empresa parecía complicada pero el Alcorcón se plantó en el José Zorrilla con la clara intención de remontar y hacer sufrir a un Valladolid que se las prometía muy felices.

Con el mayor desplazamiento de aficionados amarillos jamás recordado, el Alcorcón que formó para este histórico partido con Manu Herrera; Nagore, Agus, Rueda, Ángel Sánchez (Miguélez); Rubén Sanz, Abraham, Sergio Mora (Quini); Fernando Sales (Saúl), Montañés y Oriol Riera, hizo enmudecer Pucela cuando poco antes del descanso Fernando Sales hacía el 0-1 que igualaba la eliminatoria, aunque la condición de tercero del Valladolid seguía dando el ascenso a los blanquivioletas de cara a una posible prórroga. En la segunda parte, el Valladolid empató eliminando la posibilidad de prórroga aunque al Alcorcón le seguía haciendo falta un gol para ascender a Primera División. Un gol que nos separó de la gloria.

Pocos días después se producía la despedida de Juan Antonio Albacete Anquela como entrenador de la A.D. Alcorcón. Fueron cuatro años y tres meses de una de las figuras más importantes que hayan pasado por la entidad alfarera y en los que el técnico jienense hizo grande a la Agrupación Deportiva Alcorcón de la que se despidió para cumplir su sueño de entrenar en Primera División.

La historia continúa y desde la dirección deportiva se eligió a José Bordalás como relevo en el banquillo alfarero. El entrenador alicantino imprimió un carácter y una intensidad a su equipo que le valió para volver a repetir el éxito de la temporada anterior y entrar por segunda vez consecutiva en el play-off de ascenso a Primera División como quinto clasificado, nuevo hito que se certificó después de vencer por 4-0 al Sabadell en la última jornada. Sin embargo, ésta vez los amarillos no pudieron superar la primera eliminatoria al empatar a uno en Santo Domingo y caer por 3-1 en Montilivi ante el Girona F.C.