ALC / Club / Historia / Anquela y el salto cualitativo del Alcor

Anquela y el salto cualitativo del Alcor

Las cosas no fueron bien desde el principio y mediado el mes de febrero, con 25 jornadas ya disputadas y con el equipo en puestos de promoción de descenso, Garro fue destituido. Desde entonces se produjo un antes y un después, ya no sólo en la temporada, sino en la historia de la A.D. Alcorcón. El 28 de febrero de 2008, Juan Antonio Albacete Anquela era presentado como nuevo entrenador de la A.D. Alcorcón. Llegado desde su Jaén natal, Anquela fue el encargado de salvar una temporada que se había complicado mucho más de lo esperado. En un final espectacular, el Alcorcón logró la salvación a falta de una jornada para la conclusión de la liga.


Juan Antonio Anquela comenzó a ganarse el respeto y el cariño de la afición por el trabajo desempeñado en los pocos meses que había estado al frente del banquillo alfarero. Al entrenador jienense no le faltaron ofertas aunque Esteban Márquez hizo un esfuerzo por mantener a Anquela en el banquillo de la A.D. Alcorcón. La confianza en él era total.

Para la nueva temporada 2008-2009, Anquela contó con Manolo Cano, hasta entonces entrenador del filial, para el cuerpo técnico como segundo entrenador. Manolo, pese a su juventud, tuvo una gran experiencia en el Getafe C.F. al que, también como segundo, ascendió a 2ª División. Incluso, durante varias jornadas, dirigió al conjunto getafense en Segunda siendo el entrenador español más joven en entrenar a un equipo de fútbol profesional con tan sólo 25 años. El Alcorcón por fin quería aspirar a más pero había que ir paso a paso. El comienzo fue algo titubeante aunque pronto reaccionaría el equipo. Asentado en el Club, Anquela fue impregnando al vestuario de unos valores de trabajo, sacrificio y humildad que llevaron a los amarillos a lograr una espectacular racha de 24 partidos sin perder que, bajo el lema de “hasta el último minuto del último partido” que el entrenador amarillo no se cansaba de repetir, condujo a la Agrupación al primer Play-off de ascenso a 2ª División de su historia. Una espectacular remontada desde la zona baja de la clasificación que tuvo tardes gloriosas como el 0-6 al C.D. Leganés en Butarque y que se culminó en la última jornada en el Municipal de Vecindario, con una victoria por 0-1 sobre la U.D. Vecindario que sellaba el play-off para los alfareros como tercer clasificado del grupo tercero de 2ªB.

Comenzaba así un nuevo capítulo en la historia. En el Narcís Sala de Barcelona, ante la U.E. Sant Andreu, la A.D. Alcorcón disputó su primer encuentro de Play-off a 2ªA con esta alineación: Raúl; Tito, Barral, Borja Gómez, Hugo Álvarez; Alberdi, Rubén Sanz, Susaeta (Iñigo López), Nacho Calvillo (Víctor Pérez); Nevado (Mauri) y David Sanz. El empate a cero de la ida dejaba todo abierto para una vuelta de infarto que, finalmente, los amarillos resolvieron por 4-2. El rival en las semifinales sería el C.D. Alcoyano. Un campeón de grupo muy peligroso al que el Alcor logró vencer por 1-0 en Santo Domingo en un accidentado partido. El ambiente de play-off y la tensión con la que se vivió el partido serán difícilmente olvidables para aquellos héroes que en un clima infernal lograron salvar la eliminatoria pese a perder por 2-1.

Temporada 2008-2009, la afición en Irún.

Llegaba la hora de la verdad: la final. Otro campeón, el Real Unión de Irún sería el último rival en el camino a Segunda. En la ida, disputada en Santo Domingo, alcorconeros e irundarras empataron a cero. Con todo abierto, el 21 de junio de 2009 se decidió la final en el Stadium Gal donde finalizó el sueño amarillo con la derrota por 3-1 sobre el Real Unión, que ascendía a Segunda. Aquel momento de tristeza contrasta con lo que viviría el Alcorcón la temporada siguiente.

Un equipo con sólo cinco jugadores de la temporada anterior afrontaba de nuevo el reto de repetir la temporada anterior. La primera parte de la temporada estuvo marcada por el regreso de los amarillos a la Copa del Rey. Tras eliminar al Palencia y al Lagun Onak, en la segunda y tercera ronda, respectivamente, el Alcorcón tuvo como rival en dieciseisavos de final al Real Madrid.