Derrota por la mínima en Tenerife

El Alcorcón cayó por la mínima en el Heliodoro Rodríguez López ante el C.D. Tenerife merced a un solitario tanto de Ángel mediado el segundo tiempo. En el estreno de Mehdi Nafti en liga al frente del banquillo alcorconero, la Agrupación dio una buena imagen y se mostró muy serio durante todo el encuentro pese a marcharse de vacío.

La principal novedad en el once alfarero estuvo en la portería, con la entrada de Lucas Anacker quien debutaba en liga con los amarillos (hoy de rojo). Sobre el verde del Heliodoro Rodríguez López pudo verse a un Alcorcón muy bien plantado en todo momento y que gozó de dos buenas oportunidades para adelantarse en el marcador. A los diez minutos de juego, Koldo Obieta lo probó con un tiro lejano que desvió Juan Soriano y, pasada la media hora, Jacobo, con un tiro desde el pico del área, estuvo a punto de hacer el 0-1.

Ya en la segunda parte, el Alcorcón parecía tener controlada la situación ante un Tenerife que apenas pudo generar peligro. Sin embargo, un único error penalizó en exceso a los alfareros... En el 64, Ángel robó un balón en tres cuartos para encarar a Lucas Anacker y batirle para marcar el 1-0.

Ante el gol en contra, los de Mehdi Nafti reaccionaron bien con una doble ocasión. Primero de Jacobo con un disparo al lateral de la red tras una buena combinación cerca del área tinerfeña. Acto seguido, con un balón desde la izquierda que tocó Castro en el segundo palo, peinó Obieta y, cuando Chiki se disponía a empujarla, un defensa local apareció para evitar el remate del 9 amarillo.

También reaccionó Nafti desde el banquillo con cambios que intentaron dar refresco a un equipo que se estaba dejando todo con un gran esfuerzo. Sin embargo, el tiempo se consumió y el Alcorcón, que lo intentó hasta el final, acabó derrotado pero con la sensación de haber merecido mejor suerte.

El próximo domingo en casa ante a S.D. Éibar tendremos el último partido en Santo Domingo del año. Una gran oportunidad para seguir creciendo y para ofrecer a nuestros aficionados una alegría antes de fin de año.