Adiós al bocadillo de panceta de Santo Domingo

El exitoso bocata de panceta del estadio de Santo Domingo se despide de la afición alfarera para siempre. Ha sido precisamente su exceso de éxito el que ha llevado a una situación insostenible que había que atajar. Los problemas empezaron a detectarse en la tienda del estadio donde cada lunes tras partido se acumulaban cambios de prendas a una talla superior. Luego se empezaron a detectar problemas de reventa de bocatas de panceta por Internet los días de partido. Y también ha llegado el problema de la piratería en puestos ambulantes que publicitan fraudulentamente "panceta de Santo Domingo". Recientemente la situación se ha agravado con intentos de robo nocturno los días previos al partido, cuando los bares del estadio se aprovisionan de magnífica panceta para los partidos, los ladrones no tocan los ordenadores ni las cajas y van a por la panceta, vienen bien organizados. La gota que ha colmado el vaso es que las aficiones visitantes ya llegan pidiendo el bocata de panceta de Santo Domingo lo que llega a provocar desabastecimiento y carreras en las colas, por lo que nos vemos obligados a eliminar nuestro querido bocata de panceta de los bares para evitar males mayores. En el próximo partido del día 5 de enero se servirá por última vez en los bares del estadio en un envase especial de coleccionista y se le rendirá un homenaje en el descanso del encuentro por la energía aportada en tantas mañana y tardes de partido.