ALC / NOTICIAS

Punto de oro en el complicado Estadio de Gran Canaria

06/10/2018 22:28

Para este encuentro de la octava jornada de LaLiga123 que nos enfrentaba a la UD Las Palmas, Cristóbal Parralo alineaba a Dani Jiménez, David Fernández, Esteban Burgos, Bellvís, Laure, Dorca, Eddy Silvestre, Sangalli, Borja Galán, Víctor Casadesús y Juan Muñoz. Por su parte, el técnico local enfilaba a Raúl, De La Bella, David García, Lemos, Cala, Maikel Mesa, Ruiz de Galarreta, Tana, Timor, Rafa Mir y Rubén Castro.

Comenzaba el encuentro en Las Palmas con un Alcorcón muy concentrado en defensa y con dificultades para superar la medianía del campo ante un conjunto local que, aunque llegaba al área alfarera, no inquietaba a Dani Jiménez bajo palos aunque sí hizo emplearse a los de Parralo en labores defensivas, especialmente, en los primeros veinte minutos. Así Laure, Eddy, Esteban, Bellvís y David Fernández cortaron cada llegada al área visitante que tenía el conjunto dirigido por Manolo Jiménez, especialmente y por mediación de Maikel Mesa, Tana y Rafa Mir que fueron incisivos en sus labores ofensivas.

Por su parte, la AD Alcorcón subió su presión sobre el conjunto canario y eso se notó en un mayor dominio de la posesión y del ritmo a partir del minuto veinte avisando al cancerbero local con un buen centro de Bellvís que, al remate, cabeceaba Borja Galán sin fortuna o bien con la llegada de Sangalli, raudo y veloz, por la banda izquierda, que conectaba con Casadesús con un preciso pase filtrado pero, en su asociación con Juan Muñoz, se adelantaba Ruiz de Galarreta para desbaratar una preciosa jugada de los madrileños.

Remarcable en esta primera mitad el pie que sacó Dani Jiménez a remate de Rafa Mir casi al final del primer periodo que evitaba, así, que el conjunto de Jiménez se adelantara en el marcador. Con descanso y sin goles se llegaba a al descanso en el Estadio Gran Canaria.

En la reanudación, el equipo de Parralo subió más su línea de presión para propiciar el error de la zaga local y, así, forzar rápidas contras que, con pocos pases, les llevaran a la meta defendida por Raúl Fernández. Así, el conjunto alfarero vivía sus mejores minutos del encuentro; sólido en defensa y rápido y audaz en sus combinaciones ofensivas. Así, por ejemplo, llegaría la acción de Laure por banda izquierda que ponía un centro preciso al área pero con tan mala suerte que no llegaba a conectar con Sangalli al primer palo y despejaba Ruiz de Galarreta.

Similar fue la acción trenzada entre Borja Galán, Casadesús y Sangalli pero, lamentablemente, el último pase a un desmarcado Sangalli, fue demasiado largo e intervenía Raúl sin problemas. Las Palmas también tuvo ocasiones de mucho peligro, máxime tras la entrada en el terreno de juego de Araujo que, con buenos desmarques y con la asociación con Maikel Mesa, Castro y Timor, generaba peligro pero sin materialización. La mejor ocasión local la tuvo Rubén Castro, casi a la finalización del encuentro; mano a mano con el meta alfarero que consigue repeler que el ariete canario dispare con la portería vacía.

Gran partido del conjunto de Cristóbal Parralo; muy serio, muy concentrado en todas las facetas del juego, para sumar un importantísimo punto en un complicado campo.