NOTICIAS

Pese a la derrota en Butarque, el equipo no paró de luchar hasta el último minuto

15/11/2020 16:10

Para el primer partido de Anquela en la presente temporada, el técnico jienense alineó a Dani Jiménez, Laure, Aguilera, Gorostidi, Boateng, Gual, Hugo Fraile, David Fdez, León, Arribas y Guito. Por su parte, Martí dispuso sobre el verde a Cuellar, Palencia, Bustinza, Arnáiz, Juan uñoz, Tarín, Miquel, R.Pérez, Borja, R.Pardo y Javi Hdez. Comenzó la primera parte en Butarque con un Alcorcón muy intenso, presionando a su rival en la salida del balón; con mucha electricidad en su despliegue con y sin balón para tratar de aminorar a un conjunto pepinero con mucha artillería sobre el tapete con Arnaiz, Juan Muñoz y Borja. Tanto fue así que Boateng estuvo a punto de abrir portería presionando a Cuellar en su propia área pero, el esférico, se iría fuera en el rechace. El Leganés, por su parte, trataría de imprimir, especialmente en los primeros 20 minutos, mucha velocidad al juego tratando de llegar a la portería de Dani Jiménez; un Dani Jiménez inmenso que detuvo con dos grandes intervenciones las ocasiones pepineras que se dieron en esta primera mitad. Los alfareros fueron in crescendo a lo largo de los primeros 45 minutos y sus ganas, su intensidad y su estilo de juego fueron haciendo que los de Martí no se sintieran cómodos sobre su verde; pero sin fortuna de cara a portería. Con el empate a cero se llegaría al descanso en Butarque.

El Alcorcón saltó de nuevo al terreno de juego con las mismas ganas, intensidad e ilusión que en la primera mitad pero, enfrente, estaría un Leganés que golpearía primero por mediación de Sabin Merino en el minuto 60. Un jarro de agua fría que ni mucho menos enfrió al conjunto de Anquela, sino que hizo que este se viniera arriba y buscara con intensidad, ahínco y lucha la portería defendida por Cuellar sin fortuna. Con los cambios sobre el tapete, la entrada de Reko, Juanma y Álvaro Juan, Anquela buscaría dar refresco a jugadores que como Gual, Boateng o Gorostidi habían desplegado mucha energía sobre el verde de Butarque, máxime tras la expulsión de Laure, por doble amarilla, a 4 minutos de que finalizara el tiempo reglamentario. Aun con uno menos, a punto estuvieron los de Anquela de empatar el encuentro tras el gol anulado a Aguilera en los instantes finales por “falta” de Reko sobre un defensor pepinero. Se cayó en Butarque pero que nadie dude de que este equipo peleará cada partido con intensidad, con honor, con garra siempre hasta el último minuto del último partido.