ALC / NOTICIAS

Lorena, ‘la mujer gol’ del Juvenil

07/03/2019 18:10

Lorena Rodríguez Alonso (05/08/2000) tenía cuatro años cuando en el recreo observaba cómo los chicos jugaban al fútbol. ¿Por qué yo no?, se preguntaba. Y así fue como aquella niña criada en Valdemoro, y que actualmente es vecina de Alcorcón, comenzó a fraguar su pasión por un deporte que le ha llevado a ser la referente ofensiva del juvenil de la A.D. Alcorcón.

Apenas había cumplido seis años y Lorena ya tenía claro cual era su deporte favorito: “Le dije a mi madre que quería apuntarme a fútbol y empecé en el E.F. Valdemoro en equipo mixto”, cuenta nuestra protagonista. Durante cinco años Lorena compartió vestuario con niños lo cual es algo que la 14 amarilla llevó sin problemas aunque reconoce que “de cara al resto de gente se comenta que esta chica es muy masculina o jugando al fútbol te encasillan en una condición sexual que no tiene por qué ser así”, a lo que añade situaciones cotidianas para las chicas que se inician en el fútbol jugando con otros chicos: “No te voy a tocar por si acaso te haces daño que eres una chica o no se la pases que la va a perder porque es una chica… Muchas chicas somos mejores que muchos chicos jugando al fútbol”, sentencia convencida.

Cuando tenía once años se hizo el equipo de chicas en Valdemoro”, apunta Lorena, “y allí estuve hasta los 15 años que me mudé con mi familia a Alcorcón y empecé a jugar en el Amistad”, continúa. En el Club convenido fue donde encontró su posición en el campo. Cuenta Lorena que “durante toda mi trayectoria en el fútbol he jugado en todas las posiciones que se pueden jugar. Empecé de lateral y central en el Valdemoro y cuando llegué al Amistad fui probando posiciones hasta que en un partido en el que Irene Cotta -senior- se lesionó, tuve que salir de delantera y desde entonces es en la posición donde vengo jugando”.

Entonces el Alcorcón se cruzó en su vida. “Jugar en un Club como el Alcorcón es muy ilusionante porque nunca te esperas llegar a vivir algo así” y asegura que “es una responsabilidad mayor porque tiene mayor repercusión, con su equipo en Segunda División pero al final lo das todo en el campo independientemente del equipo en el que juegues”. La delantera alfarera reconoce que “la verdad que es un cambio muy grande porque aquí se ve todo mucho más profesional, el material del que disponemos para entrenar te ayuda a mejorar y a ser mejor futbolista”.

En ese sentido, Lorena confiesa que “estar en un club como el Alcorcón puede ayudarme a crecer deportiva y personalmente porque te da a conocer ante otros clubs y somos un equipo que va hacia una misma dirección y esos valores te hacen crecer día a día”. De momento, está siendo la máxima goleadora del juvenil amarillo -actualmente suma 26 goles- aunque lejos de pensar en sus números, Lorena tiene palabras de agradecimiento para “mis compañeras que gracias a ellas llega el balón arriba y a Itzar por la confianza que me da”.

Estamos en la primera temporada del Alcorcón como equipo femenino en competición: “Para nosotras es un privilegio y una ilusión”, señala Lorena quien es consciente de la dificultad de conseguir el objetivo y asegura que “tenemos muchas ganas de seguir luchando y de pelear hasta el último minuto y darlo todo por esta camiseta porque un Club así es lo mínimo que te exige” y añade: “Quedan muchas jornadas aún y las vamos a afrontar como finales si queremos lograr el objetivo de ascender”.

Lorena es de esas jugadoras que desquician a las defensas por su carácter combativo dentro del terreno de juego: “Me definiría como luchadora porque nunca doy un balón por perdido y si me tengo que partir una pierna luchando un balón me la voy a partir”, asevera. Asimismo, acerca de su entrenador, Itzar Sánchez, con el que ya compartió vestuario en el C.D.E. Amistad, apunta que “se lo toma muy en serio, nos motiva en todo momento y saca lo mejor de cada una de nosotras. Es un entrenador que primero te hace aprender la teoría para después ponerla en práctica. Estoy muy orgullosa de tener un entrenador como él”.

Se acerca la hora de entrenar y llega el momento de despedirnos de nuestra protagonista, no sin antes hablarnos de sus sueños: “Seguir creciendo en el Alcorcón, llegar al primer equipo y ayudarle a alcanzar la máxima categoría”. ¡Que así sea!