NOTICIAS

Conociendo a...Juan Aguilera.

27/04/2021 12:32

Juan Aguilera (Madrid; 13/09/1985) llegó la pasada temporada a las filas de la A.D. Alcorcón. Tras una primera campaña que no fue todo lo bien que él hubiese querido a nivel personal, ha vuelto a recuperar la alegría y la confianza, dejando atrás alguna que otra lesión. Y aunque la temporada, a nivel colectivo, está siendo complicada, Juan no tiene ninguna duda de que la entidad alfarera seguirá compitiendo la próxima temporada en la categoría de plata del fútbol español. De todo ello y más temas, conversamos con él en las siguientes líneas.

Como la mayoría de los chavales de edad temprana, Juan comenzó a darle al balón en el patio del colegio. “Recuerdo que estaba deseando que llegase la hora del recreo para jugar con mis amigos” rememora nuestro futbolista quien pronto destacó en el equipo del colegio y que, a los 9 años, ya formaba parte de la cantera del Real Madrid.

Juan tenía claro que quería ser futbolista profesional “a toda costa”, lo cual quedaba refrendado cada vez que acudía a los entrenamientos en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, a la par que se fijaba en cómo entrenaban las grandes estrellas del equipo blanco.

Tras dos fructíferos años en la casa blanca, Aguilera pasó por Getafe, Navalcarnero, Leganés y Murcia, donde tras jugar en el filial, subió rápidamente al primer equipo y cumplió su primer gran sueño, debutar en el fútbol profesional, “en La Condomina y ante el Elche. Es un momento inolvidable para mí y que estaba deseando que llegase”, apunta el centrocampista madrileño, quien esa temporada conseguiría el ascenso con los pimentoneros a segunda división.

En aquel estreno se encontraba presente su mujer, sin lugar a dudas un gran apoyo para nuestro protagonista. “Ella siempre me ha acompañado allá donde he ido y es en esos momentos, cuando estás fuera, cuando apenas les ves, es cuando te das cuenta de lo importante que es la familia y lo necesario que es aprovechar cada instante que se presente con ellos”, apunta el 5 alfarero.

Tras su etapa en Murcia, Aguilera hizo las maletas para emigrar a otros países. Primero tres temporadas en Grecia, en las filas del AO Platanias de Creta y, posteriormente, tres meses en la SuperLiga de La India, en el conjunto del Mumbai City. De ambas experiencias, Juan guarda un grato recuerdo, “me siento muy orgulloso de haberlas vivido”, afirma nuestro futbolista, quien señala que del fútbol griego le llamó la atención “la gran pasión con la que la gente vive el fútbol en las gradas. La vida allí fue muy buena, muy parecida a unas islas de España”.

En La India, a pesar de su corta estancia, disfrutó del fútbol, pero también le marcó lo humano: “Allí, o lo tienes todo o no tienes nada. Yo vivía en un hotel de lujo pero en el autobús, camino del entrenamiento vi cosas inimaginables y es cuando te das cuenta de lo importante que es tener una familia y un hogar, te hace replantearte muchas cosas”, apunta con gesto serio.

Tras su experiencia en La India, Juan regresó a España y fichó por la S.D. Huesca, club con el que vivió hitos muy destacados y que rememora así: “Fue una etapa muy feliz y en la que salió todo rodado. Cuando llegué estaba Anquela y ese primer año conseguimos la permanencia en segunda división. Al año siguiente, también con Anquela, jugamos el play off de ascenso y, una temporada después, con Rubí, conseguimos subir a Primera División. Debuté en Primera con 33 años, fue un momento increíble, algo soñado por todo futbolista profesional”, afirma Aguilera.

En su memoria, está la celebración por ese ascenso en Huesca, cómo se volcó toda la ciudad y unas palabras de un socio que dejaron huella en su corazón: “Recuerdo que se me acercó un señor mayor y me comentó que estaba muy contento por el ascenso, pero que su única pena iba a ser que no podría disfrutarlo junto a su mujer, que había fallecido recientemente, y con la que acudía siempre al estadio para ver los partidos”, comenta con cierta emoción.

Fue en Huesca donde Juan recibió el apodo de “El Pulpo”, por el que se le conoce en el mundo del fútbol y que, según nos relata con una sonrisa, se lo pusieron porque “mis compañeros me decían que siempre estaba bien situado y llegaba con las piernas a todos los balones”.

Después de 4 años en Huesca, Aguilera regresó a su Madrid natal y fue la A.D. Alcorcón quien le abrió las puertas para seguir demostrando su clase y categoría en el fútbol profesional. No fue buena su primera campaña, en la que diversas lesiones le impidieron rendir y tener la continuidad deseada. Y esta temporada, tras superar algún problema físico, está consiguiendo tener la continuidad necesaria: “A nivel personal estoy muy contento de poder jugar más y poder ayudar en todo al equipo. No está siendo un año sencillo a nivel colectivo, pero todos estamos seguros de que, con trabajo e implicación, vamos a salir de ahí, es nuestro reto”, recalca el centrocampista amarillo.

“Está todo muy apretado y solo quedan 7 partidos”, continua Juan, quien añade que “queremos seguir ganando para conseguir lo antes posible la permanencia, siendo conscientes de la gran dificultad que entraña. El equipo está muy bien, con muchas ganas y ambición y estas últimas victorias ayudan para la confianza de todos”, apostilla el madrileño.

Finalmente, y preguntado por qué es lo que más le gusta de nuestra entidad, Aguilera, sin pestañear, asegura que “lo más llamativo ha sido la familiaridad de este club, no hay mucha gente y te relacionas con todos. Cuidan los más mínimos detalles y te hacen sentir muy bien”, concluye nuestro jugador, quien en un futuro próximo no se ve todavía como entrenador, pero sí colaborando estrechamente en algún club para continuar con su pasión, el fútbol.

TEST

Comida: Tortilla de patatas

Película: Gladiator

Música: de todo: Rock, reguetón…

Número: 14

Un sueño: ascender con la ADA.