ALC / NOTICIAS

Conociendo a... Bruno Gama

12/03/2018 13:26

Como quien dice acaba de aterrizar en suelo alfarero. Y es que Bruno Gama (Braga; Portugal; 15/01/1987) empieza a empaparse de esta pequeña gran familia que es la A.D. Alcorcón. El centrocampista portugués llega al equipo con la máxima de “darlo todo para conseguir cuanto antes la permanencia” lo que dicho por un futbolista de la tremenda categoría que atesora en sus pies, corrobora el mensaje de esfuerzo y unión del club alfarero. Todo ello, lo desgranamos en las siguientes líneas.

 

Bruno comenzó a darle al balón desde muy pequeño y en ello fue decisivo la pasión de sus familiares cercanos. Rememora, con alegría y cierta nostalgia, que su “padre y mis hermanos siempre han jugado al fútbol por lo que la pasión por este deporte empezó desde muy pronto. Poco a poco ves que las cosas te van yendo bien y ves que, con mucho trabajo y dedicación, vas por el buen camino para cumplir con tu sueño”, afirma.

 

Y sí, el zagal tenía buenas virtudes porque el club de su ciudad, el Braga, le fichó con apenas 7 años y allí estuvo hasta que cumplió los 16, por lo que aquella prolongada estancia forjó su carácter deportivo y, a buen seguro, su fichaje por uno de los grandes clubs de Portugal y de Europa, el Oporto, donde alternó con el filial. Dos temporadas de formación allí para, a continuación, continuar su carrera en otros dos equipos portugueses de Primera División, el Setúbal y el Rio Ave, donde consolidó su categoría y el futbolista que llevaba dentro.

 

Los estudios son muy importantes en la vida de un futbolista

 

Las temporadas que jugó en estos dos últimos equipos le mostraron el camino deportivo y personal que debía seguir: “”, asegura, “allí me enseñaron que es muy importante darlo todo en el fútbol, pero también en los estudios ya que nunca se sabe qué va a ocurrir el día de mañana. Es algo que la gente joven debe de tener en mente porque, cuando uno es joven, siempre tiene la ilusión de ser futbolista pero no todos podemos llegar. Y aun así, los que lo somos, hay que estar preparado una vez que finalice. Otra cosa que me han enseñado es que el fútbol es un deporte de equipo donde hay que jugar unidos, ser solidarios y llevarse lo mejor posible”, subraya con total convicción.

 

Siendo un jugador destacado en Portugal, fue el Deportivo de La Coruña quien le echó la red en la temporada 2011-12 y califica su paso por el conjunto gallego como “muy positivo. Llegué a España con 23 años a un club grande como es el Deportivo y eso es algo que te da mucha motivación y ganas. Aunque no hay mucha diferencia entre el fútbol portugués y el español, sí que noté que en mi país hay equipos que salen a jugar pero otros salen a jugar de manera más directa mientras que aquí todos los equipos intentan salir jugando desde atrás”, apunta el 12 alfarero.

 

Tras cinco temporadas en el Depor, con intermedio de dos años y medio en el Dnipro, Bruno quedó libre a final del pasado mercado de invierno, lo que aprovechó la A.D. Alcorcón para hacerse con sus servicios: “Estaba entrenándome solo y fue entonces cuando me llamó el Alcorcón. Quería seguir compitiendo, estar bien y ví que era una muy buena opción para mí, por lo que no me lo pensé. Además, hablé con mi buen amigo Laure, con quien coincidí en el Deportivo y me habló maravillas del club. Me dijo que aquí él estaba muy feliz y disfrutando del fútbol, lo que me dio aún más confianza para venir”, reconoce.

 

El Alcorcón es una pequeña gran familia

 

En sus primeras semanas como alfarero, el futbolista portugués asegura sentirse muy feliz: “Aquí me he encontrado un grupo muy bueno. Todos los jugadores son muy solidarios, pelean por el mismo objetivo y es una pequeña familia, lo noté desde el primer día. El club hace todo lo posible para que el jugador se sienta cómodo y veo que este equipo tiene todo para poder seguir progresando y estar en el futuro en la élite”, asegura el centrocampista luso.

 

Preguntado por sus objetivos inmediatos Bruno Gama manifiesta que, a nivel personal, desea “poder jugar lo máximo posible para ayudar al equipo y ganar, ya que son las victorias las que hacen que uno esté feliz. A nivel de grupo, nuestro objetivo es ir partido a partido, intentar ganar y conseguir cuanto antes la permanencia en la categoría”, apostilla con total convicción.

 

Fuera del fútbol, el nuevo futbolista alfarero afirma que lleva una vida de lo más tranquila y hogareña, junto a su novia y su perro: “Cuando no estoy entrenando, estoy con mi familia, mi novia, el perro,… Me gusta pasear y descansar lo máximo posible, ir a cenar, etc. Madrid es una ciudad enorme, todavía me falta mucho por conocer pero sin duda estoy muy contento y es evidente que hay grandes diferencias, aunque en A Coruña me he sentido muy cómodo y he estado muy bien”, concluye el 12 amarillo.

 

 

TEST

 

Comida: Marisco

Escritor: Dam Brown.

Color: Negro

Ciudad donde perderse: París

Ídolo deportivo: Figo

Un sueño: Ser feliz y tener salud