NOTICIAS

Álex Mula: "En la A.D. Alcorcón me he vuelto a sentir futbolista".

10/03/2020 11:12

Jugar al futbol es lo que, desde que tiene uso de razón, siempre quiso hacer Álex Mula (Barcelona; 23/07/1996). “No es un trabajo, me divierte, me siento un afortunado por poder dedicarme a lo que me gusta, hacer del fútbol la profesión que siempre quise”, destaca este rápido y desequilibrante extremo. Viene de estar seis meses parado, a su pesar, pero en la A.D. Alcorcón ha vuelto a encontrar la felicidad por volver a sentirse futbolista. Está agradecido y solo piensa en dar todo lo que tiene en favor de nuestro club, sin ponerse límites.

Álex reconoce que, desde bien pequeñito, siempre anduvo “obsesionado con el balón”, de tal manera que a los 4 años ya entró en la escuela de fútbol de su pueblo. Su padre y su tío fueron sus principales valedores, “ya que eran los encargados de llevarme a los entrenamientos y a los partidos y a ellos les debo hoy día el ser futbolista profesional”, declara Mula, quien emocionado añade que su tío, fallecido hace poco más de un año, “pudo verme debutar en Primera División, lo cual fue una satisfacción enorme también para él”.

Desde un principio la progresión de Álex fue tan grande que el Espanyol se lo llevó a su cantera. Allí permaneció por espacio de 6 temporadas en las que aprendió “tanto a nivel táctico y técnico así como numerosos valores que he podido aplicar en mi vida”.

Tras su paso por el equipo perico, el bueno de Mula fichó por el Málaga, decisión que define como “lo mejor que me pudo pasar. Me hicieron sentir importante y seguí creciendo como futbolista”. En el equipo andaluz Álex debutó en Primera División, de la mano de Michel: “Después de 4 temporadas con el filial, ese año (2017), hice mi primera pretemporada con el primer equipo. Michel confió en mí y tras ir convocado en el primer partido de Liga, debuté en el segundo ante el Girona. La verdad es que cuando nos comentó la alineación en el hotel no me lo creí, fue como un sueño, una sensación única. A partir de ahí volví a jugar otros siete partidos seguidos como titular”, declara el 18 alfarero.

Sin embargo, no todo fue “oro” para nuestro protagonista. Tras una cesión al CD Tenerife, el futbolista catalán volvió a la disciplina del conjunto malagueño pero esta temporada no pudo ser inscrito, tras una serie de “problemas de gestión” en los que prefiere no ahondar. “Han sido 6 meses muy complicados para mí”, enfatiza Mula, “pasas del enfado y la decepción por tu situación a asimilarlo y trabajar, cuidarte y entrenar lo máximo y mejor posible, como si fueras a jugar. Yo quería salir porque tenía necesidad de seguir jugando”, apostilla.

Y fue en esas cuando este mercado invernal apareció para Álex Mula la opción de venir a la A.D. Alcorcón: “El Alcorcón siempre mostró interés por mí. Me hablaron del proyecto y de la confianza que el club y el mister tenían en mí y no lo dudé. A día de hoy solo puedo decir que es la mejor opción que he podido tomar. No me he equivocado. Es un club muy serio, humilde, con las cosas muy claras y unos grandes valores. De nuevo me he vuelto a sentir futbolista”, añade con gran satisfacción.

Además, y a modo de anécdota, Álex nos cuenta que posiblemente ya estaba predestinado para jugar algún día en la A.D. Alcorcón, “y es que, no me digas por qué, pero cuando éramos bien pequeños mi novia por entonces y actual mujer, nos enviábamos corazones de color amarillo, no rojo”, cuenta con una sonrisa de oreja a oreja.

Aunque hasta su llegada a Alcorcón Mula estuvo entrenando a tope en Málaga, reconoce que los primeros partidos como alfarero se notaba “las piernas cargadas y no podía más. Con el paso de los días y de los entrenamientos y partidos me encuentro mucho mejor. He venido para dar todo lo que tengo al equipo, si puede ser con goles y asistencias mejor, pero sobre todo vaciarme por esta camiseta y corresponder a la confianza que han depositado en mí. Sé que puedo dar mucho más todavía”, destaca el futbolista catalán.

Sobre los objetivos marcados de aquí a final de temporada, Álex no tiene duda de que a nivel de equipo “lo primero es la permanencia, lo antes posible. Una vez conseguida, que no será nada fácil, ya veríamos qué ocurre. Soy un futbolista ambicioso y siempre quiero más, pero me gusta ir partido a partido” enfatiza un Álex Mula que destaca la “cercanía y el cariño con el que me recibió este fantástico vestuario. Todos estamos muy unidos y la gente es muy cercana, lo que se agradece mucho cuando llegas a un sitio nuevo”.

A punto de concluir la entrevista, Mula también se acuerda de la afición alfarera, a la que agradece “lo bien que me ha acogido” y a la que solicita que “siga ahí, animando como siempre. Para nosotros son muy importantes, sobre todo en casa porque el factor campo es decisivo y su aliento es un plus enorme para nosotros. Por eso el ambiente es primordial, es un factor que nos ayuda y, a la vez, que incomode al equipo visitante”, concluye Álex.