ALC / Club / Historia / Nueve temporadas en tercera

Nueve temporadas en tercera

En la temporada 79-80, la A.D. Alcorcón firmó su mejor clasificación hasta el momento. En su retorno a la Tercera División los amarillos completaron una excelente temporada finalizando en tercera posición a tres puntos del ascenso a Segunda División B y a cuatro del campeón, la R.S.D. Alcalá. El primer partido se saldó con derrota alfarera aunque en el segundo, en Santo Domingo frente al Plasencia, el Alcorcón sumó el primer triunfo por 2-0. En aquel encuentro, la afición alfarera rindió un afectuoso homenaje a José Díaz Pablo quien, tras retirarse del fútbol en activo, entrenaba al juvenil amarillo. El debut de Díaz como entrenador no pudo ser más prometedor. Después de lograr dos ascensos consecutivos hasta la máxima categoría juvenil, el equipo ahora entrenado por el ex-jugador logró el subcampeonato de España de Juveniles cayendo en la final ante el Barcelona.

También fue la campaña de la segunda participación en Copa del Rey. En la primera ronda, el Alcorcón eliminó al Ciempozuelos después de vencer por 4-1 en Santo Domingo y caer por 2-0 en la vuelta fuera de casa, haciendo bueno el resultado de la ida. En la segunda ronda tocó el Castilla, que militaba en la Segunda División y que aquella temporada sería finalista. La ida, jugada en la Ciudad Deportiva, estuvo más igualada de lo que en principio parecía. Los amarillos presentaron batalla y sólo un gol de falta de Castro en el minuto 58 pudo con el equipo de Jesús Güemes. Sin embargo, en la vuelta jugada en Santo Domingo, el conjunto alcorconero sucumbió ante el Castilla pese a que durante la primera parte los alfareros aguantaron e incluso supieron empatar, por medio de García López, el tempranero tanto del Castilla. No obstante, en la segunda parte el segundo equipo del Real Madrid sentenció la eliminatoria venciendo finalmente por 1-4.

La temporada 80-81, en la que Barroso agotó los cuatro años de presidencia convirtiéndose en el nuevo presidente el hasta entonces vicepresidente, Francisco Santacruz, tuvo como primer suceso destacado la tercera participación en Copa del Rey. Lamentablemente en la primera ronda se cruzó, igual que sucediera tres temporadas atrás, el Calvo Sotelo, que militaba en 2ª División B. La ida en Puertollano se saldó con derrota amarilla por 3-0. En la vuelta al Alcorcón le faltó fe. Un gol de Zarco en el primer tiempo adelantó a los alfareros que no tuvieron el empuje necesario para intentar la remontada ante un Calvo Sotelo conservador. En lo que respecta a la liga, quinta posición para el equipo de Jesús Güemes que estuvo durante quince jornadas líder pero que perdió fuelle en la parte final debido, en parte, a una plantilla demasiado corta que pasó un bache en los primeros meses del año 1981 y que tuvo que tirar de juveniles.

Carnet A.D Alcorcón, años 80

Carnet A.D Alcorcón, años 80

La temporada 81-82 comenzó con la salida de muchos jugadores de la plantilla entre los que destacaban Zarco, García López, Ortiz y Bustamante, que tuvo que paliarse con juveniles. De 19 jugadores que había en plantilla, 12 se formaron en el juvenil, como Benito o Mariano, que, junto a Jiménez, fueron de los pocos que siguieron de la campaña anterior, además de otros como Madriñán, internacional sub-17 con un gran futuro, y jugadores que durante la temporada dieron el salto al primer equipo, como Tarantini,Andrés, Pariente o Sanjuán. Con 20,6 años de media, el Alcorcón tenía la segunda plantilla más joven de la Tercera División, pero aún así, con los chicos de la “factoría”, como se llamaba por aquellaEquipo Años 80época a la cantera alfarera, el Alcorcón logró un digno noveno puesto dirigidos un año más por Jesús Güemes. Los juveniles se esmeraban porque sabían que su trabajo tendría la recompensa de jugar en el primer equipo y así, el Juvenil de Liga Nacional de Díaz Pablo, se paseaba por grandes campos con gran éxito y conseguía resultados como un 8-0 al Almería. Entre los más veteranos que llegaron de fuera, destacaba el centrocampista Ortiz, cedido por el Irún mientras realizaba el servicio militar; y los delanteros, Gordillo, llegado del Moscardó; Espinosa, del Rayo Vallecano; y Javi Llorente, del Atlético de Madrid. La A.D. Alcorcón, con 16 millones, tenía el quinto presupuesto del grupo séptimo de Tercera División.

En la primera ronda de la Copa del Rey tocó en suerte el Getafe, un equipo plagado de deudas y condenado a la desaparición que competía en Segunda División. El Getafe se presentó en Santo Domingo con doce futbolistas, diez de ellos juveniles que sucumbieron ante los amarillos por 2-0. En la vuelta, en Las Margaritas, el Getafe se repuso y venció por 2-0 aunque fue en los penaltis, por 4-1, cuando los alfareros lograron el pase a la segunda ronda. En esa eliminatoria el Atlético Madrileño de Segunda División, apeó a la Agrupación de la competición copera. 1-2 para los rojiblancos en la ida en la que se mostraron más expertos que un Alcorcón por el que marcó Gómez. En la vuelta, el Alcorcón plantó cara, llegó a empatar por medio de Espinosa el tanto inicial del Atlético Madrileño, pero en la segunda mitad el equipo de Joaquín Peiró no dio opción a los alfareros venciendo finalmente por 6-1.

Año 82 - Copa contra Atlético de Madrid

Año 82 – Copa contra Atlético de Madrid

El Club pasó por dificultades económicas. Santa Cruz cambió a la mayoría de su directiva pero el retraso en los cobros de la primera plantilla hizo que institucionalmente la A.D. Alcorcón no pasara por sus mejores momentos.

En la temporada 82-83, el equipo volvió a contar con sus espléndidos juveniles para formar la plantilla pero perdió a dos de sus promesas, Madriñán y Pariente, que se marcharon al Rayo Vallecano de Segunda División. Sin embargo, la noticia por aquel entonces seguía en lo extradeportivo. La marcha de Paco Santa Cruz llevó a una convocatoria de elecciones a las que solamente se presentó Diego Manzanares, siempre vinculado a la Agrupación desde el primer día como entrenador, más adelante como secretario técnico y que ahora daba el paso hacia la presidencia. El 14 de febrero de 1983, Diego Manzanares era proclamado como nuevo presidente de la A.D. Alcorcón, el cuarto en los doce años de historia de la entidad alfarera.