ALC / NOTICIAS

El Juvenil B arrancó con José Luis Santamaría a la cabeza

10/08/2017 10:30

El Juvenil B arrancó la pretemporada el pasado martes con un equipo ilusionante cargado de juventud y talento y dirigidos por José Luis Santamaría, un emblema del Real Valladolid de finales de los 90 con 165 partidos en Primera División y que, ahora como entrenador, llega ilusionado -junto a su segundo Víctor- a una nueva etapa en Alcorcón tras ganar experiencia en clubes de entidad dentro de la Comunidad de Madrid como Villalba, Las Rozas o el Trival Valderas.

"Para mí es un paso importante", asegura Santamaría quien apunta que "estamos hablando de un club con una estructura muy definida, se trabaja desde chavales pequeños hasta el primer equipo con ideas muy claras y para mí es una grandísima oportunidad". El nuevo preparador alfarero espera "estar a la altura de lo que se espere de mí".

El entrenador del Juvenil B amarillo explica que le gusta que sus equipos sean "ofensivos, que sean equipos atrevidos, que sean competitivos, que busquen la portería contraria y que sean protagonistas", algo para lo que las características de sus jugadores se adaptan a la perfección "tenemos un grupo muy bueno, la temporada pasada tuvimos oportunidad de verles mucho porque compartíamos grupo y la inexperiencia que puedan tener vamos a intentar compensarla con el talento que tienen los chavales siendo competitivos y con atrevimiento".

El objetivo del curso no es otro que "hacer una buena temporada, que las ideas que tenemos se plasmen en el terreno de juego y que los chicos se sientan con la confianza para liberar y sacar todo lo que tienen", comenta Santamaría quien recalca que "eso para nosotros es fundamental". Sin embargo, el técnico de Aluche avisa que "exigiremos para que los jugadores crezcan futbolísticamente, que tengan confianza y sean capaces de salir satisfechos dentro del terreno de juego".

Más allá de los objetivos como grupo, existe una "exigencia" que no es otra que la de regresar a Nacional, categoría perdida el pasado curso por el arrastre del Juvenil A: "Obviamente hay una exigencia por ser este club, ante eso no estamos ciegos, sabemos lo que se espera de nosotros pero sabemos que partiendo de todo lo dicho, lo demás se puede conseguir más fácilmente", manifiesta Santamaría.

Dada su dilatada experiencia en el fútbol profesional, la figura de José Luis Santamaría se antoja importante como transmisor de sus vivencias a sus jugadores: "Yo tuve su edad, pasé por todo esto, jugué en todas las categorías inferiores del Real Madrid y esas emociones que se sienten a estas edades y lo que tienen en la cabeza yo lo tuve en su momento de una forma muy parecida", cuenta Santa quien admite que "procuro hacer memoria, saber cómo me comportaba en ese momento para ponerme en el pellejo de los chicos y empatizar todavía más con ellos", concluye.