ALC / NOTICIAS

Ciclo empresa-deporte: Mosán y Máyor

13/06/2016 12:50

Marina Sánchez llega a la instalaciones de Santo Domingo y no deja de saludar a gente. Es un día ajetreado en las oficinas de la entidad alfarera, con distintos actos de patrocinadores y ella, como Secretaria General de la Asociación de Empresarios y Profesionales de Alcorcón (AEPA), conoce muy bien a muchos de los anunciantes del club. Aunque hoy no viene a hablar en nombre de ellos. En concreto, viene a hablar en representación de Grupo Mosán en el marco del ciclo empresa-deporte que, una jornada más, junta a uno de los patrocinadores del Alcorcón con un futbolista de la primera plantilla. En este caso, Máyor es el interlocutor elegido. Los dos tienen mucho que contar aunque primero, Marina nos explica quién es Mosán: "Grupo Mosán es un despacho de abogados, una consultoría de empresas, que abarca tres áreas: administración de fincas, consultoría de empresas y el departamento jurídico. Somos tres abogados orientados hacia derecho civil, derecho mercantil y derecho laboral. El despacho lo abrí yo en el año 93, cuenta con once personas y soy el gerente." Hecha esta presentación, queda claro que juventud y cercanía son dos atributos que empresa y club comparten, pero hay mucho más, como se irá viendo a lo largo de un distendida charla que se prolonga por casi una hora. 

Marina hacía sólo dos años que había terminado sus estudios en la Universidad cuando se animó a embarcarse en el proyecto de tener su propia firma de abogados. Esta claridad de ideas desde muy temprano, recuerda al caso de Máyor, un futbolista que siempre ha estado formándose para estar preparado de cara al futuro. "Yo siempre he sido muy consciente de que hay que prepararse de cara al futuro. Por eso nunca he dejado de formarme. De hecho, antes de ser profesional ya había empezado la diplomatura de educación física. Ahora ya he terminado y he ampliado conocimientos haciendo diferentes cursos y también, aprovechando que estos dos últimos años he estado en Alcorcón, he obtenido los niveles 1 y 2 de entrenador de fútbol. Me falta el 3 pero espero sacarlo el año que viene", y añade que "como uno de los veteranos de la plantilla entiendo como una responsabilidad el inculcar a la gente joven la importancia de la formación, dado que la carrera de un futbolista tiene una fecha de fin. Se trata de eso, de ayudar a los más jóvenes a que tengan clara la idea de la formación."

En su condición de jugador experimentado, Máyor ha ejercido en cierta manera un liderazgo del que Marina también sabe mucho. Un liderazgo al servicio del equipo. Así, la empresaria señala que "Mosán no sería nada sin el equipo. El equipo es la clave. Contándome a mí, somos once. Como en el fútbol. Y a mí me toca muchas veces el papel del entrenador porque en el mundo de la Administración de Fincas pasa igual que en el fútbol. Si todo va bien, son los jugadores, y si todo va mal, es el entrenador. Aquí igual. Cuando todo va bien, son los proveedores y cuando todo va mal, es el administrador. Por eso tener un buen equipo es fundamental." Al hilo de esto, Máyor apunta al buen vestuario como una de las claves que han llevado al Alcorcón a firmar una temporada excepcional. Así, el delantero explica que "el entrenador nos quiso transmitir desde el principio que era clave tener un buen vestuario. Todos sabemos que en fútbol si esto pasa, todo es más fácil. Y la verdad es que puedo decir que hemos formado una gran familia, aún siendo muchos, con todo lo que ello significa. Gente que se queda fuera del once, gente que se queda fuera de la convocatoria. Tener una buena relación cuando te estás jugando el puesto con ellos es algo complicado y, sin embargo, lo hemos conseguido. Los más veteranos hemos dado ejemplo, los jóvenes han respondido y al final el año ha sido magnífico. Los problemas los hemos resuelto entre todos y el grupo humano ha sido fenomenal." Hablando de los éxitos deportivos, Marina aprovecha para indicar que "los triunfos del Alcorcón los vivimos casi como un triunfo personal. Y no sólo desde el punto de vista de Grupo Mosán. También desde el punto de vista de la Asociación de empresarios porque muchas de las empresas que forman parte de la misma, son anunciantes del club."

 
Éxitos conseguidos en momentos difíciles y con mucho esfuerzo. Otro de los denominadores comunes entre Mosán y el Alcorcón. "Yo no me quejo de estos años. No cabe duda de que ha habido que trabajar mucho más, a veces cobrando menos. Todo el mundo cuestiona los honorarios del administrador de fincas, de la asesoría jurídica, etc. Pero el mantenernos ya es un logro. Hay que ser realistas con las expectativas. En el Alcorcón debería ser lo mismo. Siete años en Segunda hay que considerarlo un triunfo. Hay que valorar las cosas siempre. Yo no tengo dudas de que las personas que formamos la empresa hemos trabajado muy duro y por ello debemos estar contentos", detalla Marina para concluir que "las empresas pequeñas tienen mucho mérito porque no tienen las mismas facilidades que las empresas grandes. Y a los clubes modestos, como el Alcorcón, les pasa lo mismo. Es muy meritorio el estar ahí peleando todos los días. Mucho más en estos tiempos. En el terreno futbolístico, la competición está cada vez más igualada. En el ámbito de los negocios, cuesta mucho mantenerse. Por eso, con pocos medios, los pequeños tienen que hacer muchas cosas." Esto último es algo de lo que Máyor puede dar fé. "En el club se hacen un montón de cosas para conseguir que la gente se enganche al equipo. Es algo que, después de haber pasado por muchos sitios, me ha sorprendido para bien y va en línea de lo que comentamos. Sabemos que es difícil, que cuesta mucho, pero no por ello se va a dejar de intentar y, además, con imaginación. Porque es tal cual. A menos medios, más imaginativo tienes que ser y más despierto." Marina escucha con atención las palabras del delantero y afirma que "las pequeñas empresas tienen que hacer el doble de cosas para darse a conocer. Y entiendo que en el Alcorcón es igual, de ahí que se hagan tantas cosas. Y no tengo dudas de que ese trabajo acabará teniendo su recompensa. Ahora, con una entidad muy joven, es necesario hacer ese trabajo que, a la larga, dará sus frutos. Pero hay que tener claro que el esfuerzo que hay que hacer es el doble."   
 
También hay que hacer un esfuerzo doble para poner fin a la cita pero, desafortunadamente, no hay tiempo para mucho más. El 9 alfarero le confiesa a Marina que su mujer también es gerente de una empresa en Ponferrada y que entiende perfectamente todas las circunstancias que han ido apareciendo a lo largo de la conversación. Marina, por su parte, le desea toda la suerte del mundo a Máyor y le deja un último mensaje para terminar la entrevista: "Hacéis un gran trabajo y los empresarios de Alcorcón están orgullosos de vosotros." Unas bonitas palabras para cerrar otra agradable jornada en el ciclo empresa-deporte.